Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Emita de San antón, ermitas privadas y ermitas callejeras

Ayuntamiento de Cuevas Bajas
Ayuntamiento de Cuevas Bajas  • info@cuevasbajas.es  • 952 727 501

Ayuntamiento de Cuevas Bajas

Rafting
Aldea Cedrón
ChimeneA Fábrica de Aceite Cuevas Bajas
Iglesia San Juan Bautista Cuevas Bajas
Río Genil Cuevas Bajas
Vista Valle Genil Cuevas Bajas
Zanahoria Morá
Fuente Municipal Cuevas Bajas
Noria Agusadera
Calle Real Cuevas Bajas
Cerro de la Cruz Cuevas  Bajas
Olivares Cuevas Bajas
Ayuntamiento de Cuevas Bajas
Ayuntamiento de Cuevas Bajas  • info@cuevasbajas.es  • 952 727 501

Emita de San antón, ermitas privadas y ermitas callejeras

En los altos del pueblo existió hasta los años 70 una ermita dedicada a San Antón, que debido a su mal estado de conservación fue derruida, esta construcción de principios del siglo XIX, constaba de una sola nave, en el altar mayor se encontraban las imágenes de San Antón, San Pascual Bailón y de San Francisco de Asís. En la actualidad, en el bloque de viviendas que hoy en día se asienta en el solar donde antes estuvo edificada la Ermita del Calvario, sigue encontrándose la imagen de San Antón, cuidada con esmero por los vecinos de las viviendas.

San Antón 

Ermita 1970

Otra ermita que ya no existe se encontraba ubicada en la Aldea del Cedrón. Esta ermita presidida por un enorme sentido práctico, servía como escuela a la vez que se transformaba en capilla los días festivos para oficiar la Santa Misa.

En la actualidad, como ermitas de uso privado debemos destacar dos, una existente en el Cortijo de la Barca dedicada a la Virgen de Araceli, donde antiguamente acudían a escuchar misa la población rural asentada en los alrededores y por otro lado destacar la ermita existente en el Cementerio Municipal, perteneciente a la familia de Miguel Pérez, está dedicada a la Virgen del Carmen, de sencilla fachada, su interior cuenta con una sola nave y al fondo sobre un retablo la Virgen del Carmen preside la estancia.

El sentir religioso de este pueblo se expresa a través de pequeñas hornacinas, capillas o simples azulejos colocados en las fachadas. De las muchas capillas existentes en la antigüedad, hoy día se conservan dos, una sita en Calle Victoria dedicada a la Virgen del Carmen, y la otra que se encuentra en Calle Archidona dedicada a Jesús Nazareno.

Hornacina callejera Jesús Nazareno